browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Reserva Natural Hacienda Barú

Posted by on 05/07/2018

En el corazón de la bella Costa Rica se encuentra un pulmón vegetal de gran importancia y hermoso paisaje, La Reserva Natural Hacienda Barú, conocida inicialmente como un hato ganadero se convirtió en un importante punto y atractivo turístico del país. Este refugio de gran biodiversidad vegetal y animal nos ofrece bosques de gran belleza, grandes pantanos, manglares, ríos y riachuelos.

Vista Hacienda Baru

Vista Hacienda Baru

Los turistas y visitantes en general llegan a este paraje buscando principalmente ver a toda su diversidad de fauna silvestre, principalmente pumas, ocelotes, grandes serpientes y boas y sus más de 300 diferentes especies de aves que hacen vida en el lugar. Los guías nos permiten identificar y tocar algunos de los pequeños mamíferos que encontramos por los senderos y espacios de la reserva, como caimanes, pequeñas ranas y lagartijas. Si vamos en compañía de algún grupo educativo o científico es posible estudiar más de 60 especies de reptiles y mamíferos identificados hasta el momento en la zona. Gracias a que esta reserva natural presenta limites con el pacifico también nos ofrece un recorrido a través de pequeñas lanchas rápidas por toda la costa, para así observar a las gigantescas ballenas jorobadas, delfines y tortugas de mar e incluso si visitamos entre los meses de mayo y noviembre, ver de cerca el desove de estas especies únicas.

Paseo en cuerda

Paseo en cuerda

En la hacienda también existe un centro de crianzas para las tortugas, donde nacen cada año más de 2500 crías con la finalidad de mantener esta especie fuera de cualquier peligro de extinción. Sin duda alguna una experiencia única e increíble la que podemos vivir en este refugio de vida silvestre ubicado en la Hacienda Barú, de la mano de los guías del lugar.

Costa Hacienda Baru

Costa Hacienda Baru

Pero no todo termina allí, pues es posible realizar paseos a caballo y visitar cascadas, recorrer la costa, visitar bastas llanuras y como si no fuera suficiente con todo esto, la posibilidad de realizar la práctica del kayak a través de los intrínsecos manglares y pequeños ríos y quebradas. Y para terminar el día acampar en la noche junto a ríos o playas, en compañía de otras personas, amigos o familiares, disfrutando de una ocasión y experiencia increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.