browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Turisteando en Vancouver

Posted by on 04/09/2013

Vancouver. TuristeandoandoUna manera muy cómoda de conocer Vancouver es tomando un City Tour, que consisten en recorrer la ciudad en un bus turístico. Hay un proveedor de excursión llamado Big Bus que tiene varios paquetes muy prácticos para conocer la ciudad de manera pausada. Tiene un programa que se llama Hop-on Hop-off, que consiste en tomar el bus acorde a una ruta (roja o azul) y el pasajero tiene la libertad de bajarse en la parada que desee y luego al terminar de ver la atracción esperar el siguiente bus de la misma ruta que lo llevará a la siguiente parada.Lo práctico de esta modalidad es que el pasajero es quien decide en qué paradas se queda más o menos tiempo, y tiene el transporte garantizado.

Big Bus tiene la opción de un día y dos días de city tour,  lo cual es muy conveniente porque tienen dos rutas, de modo que si disponen del tiempo, en dos días abarcan más que en uno.

Yo hice la ruta de dos días, afortunadamente de permitieron hacer un día una semana y otro día la siguiente semana.

Me encantan esos buses altos que suelen hacer los city tours en diferentes destinos, el Big Bus es de ese mismo estilo. Siempre subo al piso de arriba para tener una mejor vista de la ciudad.

Vancouver es una ciudad hermosa, con muchos jardines y áreas verdes; recorrerla es por sí mismo entretenido. Las paradas que hice en los recorridos fueron las que consideré que reunirían la experiencia completa.

Me detuve en Vancouver Art Gallery, la cual estaba presentando una exhibición del reconocido pintor holandés Rembrandt, la galería de por sí es muy elegante y con altos techos, un lugar que invita a relajarse y disfrutar de la fineza del arte.

Luego hice una breve parada en English Bay Area, no fui preparada para nadar, así que sólo tomé algunas fotos y recorrí el sitio brevemente.  Una parada muy bonita y disfrutable es la del Stanley Park, el cual es un atractivo de los que no se debe dejar de visitar en Vancouver, es un parque con una superficie de 4 hectáreas, con 22 kilómetros pavimentados y un verdor impresionante, no sorprende que este parque sea el numero 16 de los mejores parques del mundo y el numero 6 en América. Obviamente no hay tiempo para ver ni la cuarta parte del parque en un par de visitas, pero las paradas que hace el Big Bus permiten apreciar muy bien el concepto del parque; dentro del parque hay un trencito que hace un recorrido por todo el parque, el cual puede ser una excelente manera de abarcar mas territorio en esta atracción.

Trencito en Stanley Park. Turisteandoando

Luego me detuve en Robson Street, que es un centro obligatorio de compras; es cierto que los artículos que se consiguen pueden ser costosos, pero chicas vale la pena que se compren aunque sea una bufanda ahí (Yo tengo la mía) : )

China Town es una parada que transporta a la China, como todos los barrios chinos tiene su gran portón en la entrada y se consigue de todo allá dentro, ropa,  zapatos, artesanía y pare usted de contar; una de las mayores atracciones dentro del Barrio Chino son unos jardines  (Dr. Sun Yat-Sen Gardens) en el cual se les puede ir un día completo sólo recorriéndolos.
Me detuve brevemente en Gastown y me tomé una foto en el clásico reloj que “vigila” la calle. Tiene tiendas muy bonitas y se hacen buenas compras ahí.

City Tour Vancouver. Turisteandoando

La torre con vista panorámica en Harbour Center no se la pueden perder. Deben pagar una entrada y suben para disfrutar de una vista de 360 grados de la bella ciudad de Vancouver. Incluso la subida es emocionante ya que el elevador tiene un vidrio transparente que permite ver cómo nos vamos elevando. La subida es de nada menos de unos 168 metros (no apta para quienes tengan fobia a las alturas). Una vez arriba, se tiene una vista espectacular de la ciudad, se puede ir alrededor de la torre, aprovechando los largos ventanales inclinados que permiten tomar muy buenas fotos. Traten de tomar sus fotos con el fondo de la ciudad de manera que no les quede a contra  luz para que no salgan oscuras. Hay un café donde puede ordenar una bebida y disfrutarla frente a la fabulosa vista. Me hizo recordar al Space Niddle en Seattle, Usa, que también muestra una vista panorámica de la ciudad de Seattle.

Harbour Center. Turisteandoando

Y otra parada fue, por supuesto,  en  La Biblioteca Pública de Vancouver, a la cual le he dedicado un artículo completo. Su diseño arquitectónico al mejor estilo del Coliseo Romano y su interminable colección de libros físicos y electrónicos cautivan a los amantes de la lectura y de la escritura, lo confieso, me enamoré del lugar.

Biblioteca Pública de Vancouver

Biblioteca Pública de Vancouver

Vancouver es una ciudad bella que si la recorren irán descubriendo en cada esquina algo interesante. Sin duda una de las mejores ciudades del mundo.

Por Criseida Carrasco

TuristeandoAndo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.