browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Marrakech opiniones de una novata

Posted by on 03/12/2014

Extraído de nuestro blog, la visión de alguno de nuestros viajeros

Viajes a Marrakech, viajar a Marrakech y conocer la zona monumental

Viajes a Marrakech, viajar a Marrakech y conocer la zona monumental

Lo primero guía sí o guía no, es una opción personal, a mi personalmente me gusta perderme por mi cuenta, e informarme antes, pero en nuestro grupo hubo quién lo contrato, la verdad es que volvieron muy contentos y con información que no aparece en las guías, la dulce Suat y el simpático Hamou fueron los responsables. De lo que visite destacaría:

La Madraza, era una Universidad y lo cierto es que es impresionantemente bonita.

Las tumbas Saadies también son dignas de ver y merecen el paseo.

Palacio El Badi solo son ruinas, pero que ruinas, es fácil hacerte una idea de lo impresionante que debió de ser.

La Mezquita Koutoubia, es impresionante (he leído que la Giralda se inspiró en esta) pero solo pueden entrar los musulmanes para el culto. De todas formas dar un paseo a sus alrededores (cuando ya ha bajado el sol) o verla desde fuera

El Palacio de la Bahía, es otro de obligada visita, salas preciosas, maderas talladas, chimeneas impresionantes en habitaciones que dan al típico patio con su fuente y sus árboles frutales, colores en todas las maderas, puertas y techos finamente trabajados…. una pasada.

En casa les preocupaba el tema de la seguridad habíamos leído bastante y las noticias no eran muy alentadoras, además de avisos sobre las oscuras entradas de los Riads, las angostas y apenas iluminadas calles de la medina, confirmamos que son así, pero una vez superado el impacto inicial, nos pareció una ciudad bastante segura, sin quitar que a veces te puedes encontrar con algún borracho, nunca tuvimos ningún problema.

Sí se ha de tener cuidado con algo son con los descuideros de la Plaza Djemaa el Fna, como en casi todos los lugares del mundo las grandes aglomeraciones son su habitat, pero no tomamos ninguna precaución extra, solo la que marca el sentido común.

Además hay muchísima policía, hay muchos de paisano. No hay atracos.

Otra de las advertencias sobre todo si eres mujer es que puedes tener problemas, personalmente ni yo ni nadie de mie entorno lo tuvo. Sobre el alojamiento, sin ninguna duda recomendamos alojarse en un RIAD en vez de en un hotel. Los Riads son “casitas” (a veces palacetes) locales, arregladas y utilizadas para la hostelería, vamos lo que aquí sería una casa rural, pero pasado a Marruecos, patios con fuentes llenas de pétalos, paredes de adobe (o algo así), estructuras en forma de patio interior, una chulada, a veces también se llaman Dar (en árabe, casa).

Nosotros estuvimos en el Riad Adriana, estaba genial y salvo que hasta la plaza eran unos 20 minutos a buen paso, el resto era una maravilla, cerca de una de las puertas de la medina y del bullicio, estar allí era estar en un remanso de paz, los desayunos eran geniales y aunque habíamos leído maravillas de su cocina y del ambiente romántico de sus cenas, no tuvimos ocasión de comprobarlo, pero estoy segura de que todo era fantástico. Los lemsemem del desayuno (especie de crepes cuadrados fritos) estaban buenísimos y los yogures caseros, aunque mas dulces que los de aquí, también estaban muy buenos.
La habitación tenía de todo, había un solárium en la terraza…. vamos, que a mi me parece que estaba muy bien, de todas formas hay muchos riads y de muchos precios, aquí nombro algunos otros recomendables:
Dar Rbaa Laroub, Riyad Nora, Riad Blanc, Riad Aïda, Riad Les Oliviers, Riad Eden, Dar Les Cigognes, Riad La Villa des Orangers (de la cadena Relais & Chateau).

En restaurantes el que más nos gustó fue Chez Chegrouni,en la Plaza Jemaa El Fna. En relación calidad-precio el mejor, super-barato. Sirven los platos típicos marroquíes: tajines, cous-cous, brochetas, harira, etc. Tiene terraza arriba y si puedes sentarte junto a la ventana, las vistas alegran más aún la cena.

También se come en los puestos de la plaza Jemaa El Fna, es divertido, te mezclas con la gente (locales y turistas), la comida está buenísima y es barato.

También merece la pena reseñar el Café des Épices de la plaza de las especias, un ambiente muy tranquilo, por lo que merece la pena tomarse un te con menta, aquí…..

Organizamos nuestra estancia con Marrakech Low Cost y fue un acierto. Continuará, que Marrakech dio para mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.